La queratoconjuntivitis infecciosa causada por Mycoplasma conjunctivae es una infección ocular extremadamente contagiosa que afecta con frecuencia a ovejas y cabras domésticas. En los Alpes europeos, la enfermedad se observa a menudo en la gamuza alpina (Rupicapra r. rupicapra) y el íbice alpino (Capra i. ibex), aunque también está descrita en otros Caprinae salvajes de los Pirineos y Nueva Zelanda. Esta infección se caracteriza por la inflamación de la conjuntiva y de la córnea, que en las fases más avanzadas se vuelve opaca o incluso se perfora. En la gamuza y el íbice, el desenlace más frecuente de los brotes infecciosos es la recuperación espontánea. Sin embargo, la mortalidad puede alcanzar a veces tasas de hasta un 30%. Estudios recientes efectuados en el Este de Suiza pusieron de manifiesto que la infección por M. conjunctivae no se automantiene en la gamuza. En las poblaciones de ovejas domésticas, en cambio, es endémica y automantenida. La propagación del agente a partir de ovejas trasladadas a pastos de altura en verano podría ser la fuente de brotes de tipo localizado entre Caprinae salvajes.

Las moscas son seguramente el principal vehículo de transmisión interespecífica de M. conjunctivae en las praderas alpinas. Cuando se declaren brotes de queratoconjuntivitis infecciosa entre la fauna salvaje, hay que hacer lo posible por evitar toda intrusión humana innecesaria en las zonas afectadas. No obstante, conviene que los guardas forestales sacrifiquen a los ejemplares con lesiones oculares irreversibles a fin de evitarles sufrimientos. Para prevenir la aparición de la enfermedad en Caprinae salvajes es preciso ante todo evitar que M. conjunctivae se propague a partir de animales domésticos. Pero para ello se requieren estudios que determinen la distribución de la infección en ovejas domésticas de diversos países y evalúen el riesgo de propagación de la fauna doméstica a la salvaje. Convendría además llevar a cabo estudios inmunológicos que sirvan para elaborar técnicas aplicables a la lucha contra la infección en la oveja doméstica.