Los costos de vacunación, una de las herramientas más importantes para el manejo de esta devastadora enfermedad, representan el 90% del gasto total del control de la fiebre aftosa, y por consiguiente es fundamental planificar y evaluar tanto la vacuna como la eficacia de la vacunación para convencer a los responsables de la toma de decisiones de continuar implementando medidas de control rigurosas. Estas directrices proporcionan asesoramiento de expertos sobre la manera de garantizar el éxito de los programas de vacunación. Están diseñadas para guiar y evaluar los programas nacionales o sub-nacionales de vacunación en las diferentes etapas del Control Progresivo de Fiebre Aftosa, y también serán de utilidad para los países que deseen recuperar el estatus de libre de fiebre aftosa después de un brote de fiebre aftosa, de conformidad con las normas de la Código Sanitario para los Animales Terrestres. Hacen hincapié en la importancia de contar con información actualizada sobre las cepas de virus circulantes en una zona determinada y destacan la importancia de contar con Servicios Veterinarios eficaces para la aplicación de programas de control de la fiebre aftosa. Dado que la mayoría de los lectores y usuarios puede tener una gran experiencia en el manejo de enfermedades y puede que no sean especialistas en fiebre aftosa, los autores han tratado de encontrar un equilibrio entre formación científica, metodología y ejemplos prácticos.