Resumen (continuación)
Las normas aprobadas por la Asamblea Mundial de Delegados de la OIE sobre temas ligados a la salud pública veterinaria y la sanidad animal están recogidas en sendos Códigos Sanitarios de la OIE, dedicados el uno a los animales terrestres y el otro a los animales acuáticos, y en los dos Manuales correspondientes. La OIE también es una organización de referencia en lo tocante a los intercambios de información sanitaria y zoosanitaria entre los Países Miembros por medio de un sistema de notificación, información y alerta basado en la transparencia de la comunicación entre países. Además, la OIE utiliza sus competencias científicas para prestar apoyo a las declaraciones de los países en relación con las enfermedades reglamentadas y el reconocimiento oficial del estatus sanitario respecto de la fiebre aftosa, la peste equina, la perineumonía contagiosa bovina, la encefalopatía espongiforme bovina, la peste de pequeños rumiantes y la peste porcina clásica, así como a la formación de las instancias que intervienen en la vigilancia y el control de enfermedades animales y zoonosis y a la evaluación de la eficacia de los Servicios Veterinarios, que son la base de las actividades nacionales de control zoosanitario, con el objetivo de mejorar su labor.