Mi compra (0)
Inicio > Ficha del producto > Ficha de información del producto
Ficha de información del producto
Título de la publicación / Nombre del producto :

Lecciones a raíz del brote de fiebre aftosa de 2001 en los Países Bajos

Autor(es) : F.H. Pluimers, A.M. Akkerman, P. van der Wal, A. Dekker & A. Bianchi

Resumen :

Los Países Bajos habían recién elaborado una nueva estrategia de erradicación de la fiebre aftosa cuando se confirmó la presencia de esta enfermedad en Gran Bretaña y Francia. A partir de ese momento se rastrearon las importaciones de animales susceptibles efectuadas en los últimos tiempos desde ambos países y se adoptaron medidas preventivas. El 21 de marzo de 2001 se confirmó la presencia de la enfermedad en los Países Bajos, introducida por terneras que se infectaron al coincidir durante una escala en Mayenne (Francia) con ovejas infectadas procedentes de Gran Bretaña. Se registraron casos de fiebre aftosa en un total de 26 explotaciones. Se decidió proceder a una vacunación supresora, lo que significaba que debían sacrificarse todos los animales vacunados. Aunque el procedimiento habitual fue la aplicación de vacunaciones perifocales a los animales susceptibles en un radio de 2 km alrededor de los rebaños infectados, en Noord Veluwe fue preciso cubrir un área más extensa. El 22 de abril de 2001 se confirmó el último caso de explotación infectada. La campaña de vacunaciones de emergencia había servido pues para contener el brote de fiebre aftosa con rapidez. El 25 de mayo de 2001 se sacrificó el último animal vacunado. Muchos ganaderos, poniendo en duda la necesidad de sacrificar sus ejemplares vacunados sanos, intentaron sin éxito poner trabas a esa medida. En la eventualidad de que surgiera un nuevo brote de fiebre aftosa, la clase política y el gran público se oponen ahora con firmeza al sacrificio a gran escala de animales vacunados.

< Retour